Educación

Bajas tasas de asistencia escolar, profesores ausentes y escuelas de bajo rendimiento son problemas persistentes en todo el mundo en vías de desarrollo. Varias evaluaciones aleatorias han demostrado que intervenciones simples, como proveer tratamiento contra parásitos en las escuelas e informar a los padres sobre los retornos a la educación, pueden incrementar las tasas de asistencia escolar a un costo bajo. Una de las formas más efectivas para incrementar el aprendizaje estudiantil es adaptar el nivel de educación a las habilidades individuales/particulares de los estudiantes. Algunos incentivos, como becas para los mejores estudiantes y pagos en base a rendimiento o asistencia a la escuela para los profesores, también han mejorado resultados de aprendizaje en algunos contextos. Existe poca evidencia que el simple hecho de proveer más insumos (como libros de texto) tenga algún impacto en aprendizaje.

Educar a los niños es una de las mejores maneras de asegurar que vivan una vida mejor y más plena. Aunque muchos países en desarrollo han mejorado el acceso a la educación, la calidad de la educación sigue siendo muy baja y muchos estudiantes se van de las escuelas habiendo aprendido poco. Si entendemos el objetivo de le educación como equipar a los jóvenes, y sus familias y comunidades, con herramientas para su autodesarrollo personal y socioeconómico, los países en vías de desarrollo deben mejorar la calidad de la educación que ofrecen.

El Programa de Educación de J-PAL promueve investigaciones que busquen darle a los encargados de políticas públicas los conocimientos que necesitan para diseñar e implementar políticas y programas de educación más efectivas, incluyendo:
  • Realizar revisiones de investigaciones actuales para proveer información descriptiva sobre el estado de la educación y los desafíos y oportunidades que enfrentan los estudiantes, padres y comunidades, así como los profesores, escuelas y gobiernos.
  • Realizar pruebas de evaluación aleatoria para contar con evidencia rigurosa y científica sobre las políticas y programas que funcionan.
  • Llevar a cabo análisis de costo-efectividad de las posibles soluciones a los problemas educativos.
Las preguntas más importantes a contestar en el área de educación pueden ser divididas en siete sectores:
Pedagogía: Entregar recursos adicionales sin cambiar el comportamiento de los profesores normalmente tiene un impacto mínimo o nulo en el aprendizaje. ¿Cuáles son los mejores métodos pedagógicos para subsanar las necesidades de aprendizaje de los estudiantes en clases grandes y heterogéneas, comunes en la mayoría de países en desarrollo? ¿Cuánto énfasis se le debería dar a las habilidades del profesor y cuánto al contenido específico de sus cursos? Dado los diferentes niveles de rendimiento dentro de las clases, ¿deberían ser éstas más flexibles para que algunos estudiantes puedan tomar clases con diferentes compañeros? Por ejemplo, podrían tomar matemáticas con un grupo y lectura con otro?
Tecnología: La incorporación de la tecnología de la información en el aula para promover métodos de enseñanza más efectivos en países desarrollados no ha tenido éxito. Por otro lado, los detalles de la intervención, por ejemplo si las clases de computación son impartidas durante o después del horario escolar o si son impartidas por instructores externos, afectan la calidad de la enseñanza.
Capacitación para los Profesores: ¿Cuál es la mejor forma de capacitar a profesores cuando muchas veces, muchos de ellos no tienen altos niveles de educación? ¿Qué se puede hacer para darle a profesores existentes las herramientas que necesitan para que puedan lidiar con las diferentes habilidades de sus estudiantes, y no sacrificar la calidad de sueducación? ¿Qué tan estructurado debe ser el método de enseñanza: deberían los profesores seguir un plan de clases específico o deberían tener la libertad de enseñar a su criterio?
Incentivos para los Profesores y Administración de las Escuelas: La evidencia empírica sugiere que los incentivos para profesores ayudan a mejorar los puntajes de sus alumnos en los exámenes cuando son implementados correctamente. Sin embargo, la evidencia sobre programas con incentivos descentralizados y aquellos que buscan empoderar a comunidades para controlar escuelas locales es menos concluyente.
Además, quedan muchas preguntas sin contestar: ¿es mejor darle incentivos a los profesores en base a sus tasas de asistencia o en base a los puntajes de sus alumnos en los exámenes? ¿Cambia la respuesta si nos enfocamos en puntajes al final del año o en aprendizaje al largo plazo? ¿Por qué es que los padres se resisten a incidir en las decisiones de los centros educativos de sus hijos aún cuando tengan la autoridad legal para hacerlo? ¿Será que los padres no creen que puedan influenciar la educación de sus hijos? ¿Se podría incrementar la participación de los padres dándoles más información? ¿Cuál sería el efecto de aumentar el ofrecimiento escolar en las decisiones de padres de familis, en el esfuerzo de los profesores y en el rendimiento de los estudiantes?
Incentivos para los Estudiantes: ¿Qué se puede hacer para que los estudiantes y los padres de familias de escasos recursos inviertan más en su educación? La evidencia sugiere que proveer incentivos para los estudiantes en base a resultado académicos lleva a un mayor esfuerzo y un mejor rendimiento escolar. La evidencia también sugiere que un porcentaje apreciable de estudiantes, y sus padres, subestiman seriamente los beneficios de la educación para estudiantes similares a ellos. Además, estos mismo estudiantes reaccionan positivamente cuando se les presenta información correcta sobre los retornos a la educación.
Programas de Pre-Escolar y Desarrollo Infantil Temprano: la educación temprana, como programas de pre-escolar e iniciativas que proveen apoyo adicional a los estudiantes en los primeros años escolares, pueden ayudar significativamente los estudiantes de escasos recursos, en particular aquellos cuyos padres nunca fueron a la escuela o no saben leer. Estos programas también pueden servir para proveer alimentación adecuada a los niños y niñas en una etapa crítica de su desarrollo cerebral.
Educación Post-Primaria: La evidencia es mucho más contundente para programas de educación primaria que para la educación post-primaria. A medida que un mayor número de estudiantes terminan la educación primaria, la necesidad de darles educación post-primaria de buena calidad se vuelve una prioridad urgente. Aunque varios de los mismos desafíos mencionados anteriormente – pedagogía, tecnología, capacitación e incentivos – pueden ser importantes en esta área también, quedan muchas preguntas específicas a la educación post-primaria que todavía no han sido contestadas. El Programa de Educación de J-PAL busca examinar estas preguntas específicas a la educación post-primaria.
Children do arithmetic in chalk on a stone floor in India

Publicación

Roll Call: Getting Children Into School

Student participation is sensitive to the perceived costs and benefits of education. Although the costs are immediate and easy to observe, school quality and the long-run benefits of education are...

Students working at a Mindspark center in Delhi.

Evaluación

¿Remodelando la educación? Evidencia experimental de instrucción asistida por tecnología en India

A pesar de que en los últimos veinte años la matrícula escolar aumentó de forma significativa en países en vías de desarrollo, los niveles de aprendizaje han permanecido bajos. En respuesta a esto,...

Teens in school uniforms work on assignment

Evaluación

Returns to Secondary Schooling in Ghana

In this ongoing study in Ghana, researchers are evaluating the effect of secondary school scholarships on enrollment and long-term employment and health outcomes. Preliminary results indicate that...

Sector Chairs

Sector Contacts

John Floretta

Director of Policy and Communications

jfloretta@povertyactionlab.org
(617) 324-5084

Radhika Bhula

Policy Manager

rbhula@povertyactionlab.org
(617) 324-6562

Robert Rogers

Policy Associate

rrogers@povertyactionlab.org
(617) 258-0926

Masha Bertling

Masha Bertling

Pre-Doctoral Education Measurement Fellow

mbertling@povertyactionlab.org